Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

¿Sabías que…?

Cada vez son más las empresas que se unen a la “Moda” de tener Empleados Motivados. ¿Por qué? Razón sencilla: Obtención de resultados verdaderamente positivos en términos de eficiencia y efectividad en el desarrollo del trabajo.

Si se está preguntando cómo hacerlo, estas son algunas de las alternativas:

– Incentivos económicos,
– Formación,
– Jornada continua ó más flexible,
– Aportar un desarrollo profesional con perspectivas de futuro,
fomentar la autonomía del trabajador,
– Feedback empresa-empleado,
– Cuidar el clima laboral,
– Involucrar a la plantilla en los objetivos empresariales creando una meta común que involucre a todo el personal etc.

 

En la actualidad se acude con frecuencia al plano motivacional mediante incentivos económicos. A corto plazo puede dar resultado, pero a largo no es suficiente.  No se trata de que desaparezcan las compensaciones económicas, pero tampoco se pueden convertir en un único método de motivación.

Un método eficaz para lograr la implicación del trabajador es a través de la Formación Continua:

Permite que las personas sean más dinámicas y puedan desempeñar funciones distintas en diversos niveles. Hay que tener en cuenta que estamos inmersos en un proceso de cambio continuo, provocado en gran medida por la globalización de la economía y el mercado. Si a esta situación le añadimos un panorama complicado con un alto volumen de desempleo y la constante evolución de las nuevas tecnologías, la formación y el aprendizaje continuo se presentan como una herramienta de primera necesidad para mejorar la competitividad en las empresas.

Cada vez son más las organizaciones que apuestan por ésta opción y se benefician de la Formación Continua Bonificada. Este método permite subvencionar parte e incluso la totalidad de la Acción Formativa que se desee realizar, en función de diferentes variables que deben ser tenidas en cuenta, como el número de empleados que tiene la empresa en plantilla el año anterior a la  realización de la Acción Formativa, etc.

 Muestra de ello es la información que nos hace llegar la Fundación Tripartita, según la cual el número de empresas que han suscrito planes de formación en el año 2010 es de 380.548 (aproximadamente un 28% más que en el año 2009).
El aumento más espectacular se ha dado en las empresas menores de 10 trabajadores, incrementando su participación en más del 35%.

La Formación Continua Bonificada es una línea estratégica de negocio con un crecimiento sostenido en los últimos años entre un 12 y un 15%, a pesar de la coyuntura económica”.

Las acciones formativas más demandas en los últimos años son:

 
2008
2009
2010
       
Idiomas
16’6%
17%
16’8%
Informática
9’7%
11%
11’1%
Prevención Riesgos Laborales
7’7%
7’6%
8%
Gestión de RRHH
6’4%
7’1%
7’1%
Legislación y Normativa
3’6%
2’8%
2’8%
Calidad
2’5%
2’6%
2’8%
Seguridad alimentaria
2’2%
2’2%
2’1%
Contabilidad
2’1%
2’1%
1’9%

Como  reflexión final, si una empresa desea que todas las personas que la componen, “remen en una misma dirección”… ¿No habrá que llevar a cabo acciones que provoquen estas situaciones?. Si bien en cada caso y dependiendo de las circunstancias  sería más conveniente llevar a cabo unas acciones u otras, es necesario establecer una adecuada política de Recursos Humanos para la tan deseada consecución de objetivos.

Lorena Jerez Porta

Thinking People

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com