Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

Pagar sin dinero

Hoy por hoy, una de las mayores preocupaciones de los empleados que forman parte de una Organización, es buscar la mejor manera de cubrir sus necesidades personales, de este modo, la mayoría de Organizaciones se enfrentan a un nuevo reto empresarial, marcado por los cambios en la legislación, el entorno, un aumento de la competitividad y el auge tecnológico.

Ante este entorno tan cambiante, los profesionales de Recursos Humanos deben ser rápidos e ingeniosos en ofrecer soluciones. Sin lugar a dudas, la respuesta está en diseñar e implantar una estrategia de compensación que mantenga el equilibrio entre las necesidades del empleado y las necesidades del negocio.

Es fundamental tener una perspectiva global que nos permita observar cómo los distintos elementos del paquete retributivo encajan y se refuerzan unos con otros. Dentro de la compensación total que percibe un empleado es significativo y debemos hacer hincapié en los aspectos no financieros de la compensación que tienen gran influencia en el comportamiento del mismo. Tradicionalmente dentro del paquete retributivo se le ha prestado especial atención a los elementos financieros. Ha habido una tendencia a pasar por alto la importancia de los elementos intrínsecos tales como la formación, los Planes de Carrera, la satisfacción en el puesto…ect, el salario emocional. Sin embargo, y como he apuntado antes, los factores intrínsecos tienen una enorme importancia a la hora de influir en el comportamiento de los empleados. Según destacan numerosos informes de análisis empresarial, cuando un empleado considera el hecho de abandonar una Organización, se otorga mayor peso a las oportunidades de carrera y a la seguridad en el puesto que a cualquier otro aumento en la retribución.

Muchas de las organizaciones de hoy entienden el pago a sus empleados como un salario fijo al mes, pero a tenor de los cambios que están acaeciendo en la realidad económica, se presenta como un punto de inflexión en las empresas para introducir la retribución variable y/o emocional. Cada vez son más las empresas que optan por las rentas en especie, que además de tener ventajas fiscales para el empleado, no suponen un aumento de los gastos de las compañías. La retribución flexible es una herramienta clave para mejorar la opinión que los empleados tienen de la organización en la que desempeñan su labor. No hablamos de percibir mayor salario, sino de una serie de acciones que el empleado entiende como de atención personalizada. No es tarea fácil la puesta en marcha de este tipo de sistemas de ahí que muchas de las organizaciones acudan a consultoras o empresas especializadas. Una de las ventajas de este tipo de retribución, sino la principal, es que se da la opción al empleado a que diseñe su propio paquete retributivo en base a sus necesidades personales. Alguno de los ejemplos más extendidos y bien acogidos por muchos empleados son; los vales de comida, vales guardería, alquiler de vivienda, póliza dental, seguro de vida, seguro médico, incluso los hay que dan la opción al empleado de acoger en su seguro médico a sus familiares más directos, entrega de ordenadores, pero sin lugar a dudas la formación es uno de los pagos en especie más valorados por empresa y empleado. Todos estos beneficios llamados sociales, y muchos más, podríamos englobarlo dentro de lo que conocemos con el nombre de retribución flexible o “a la carta”.

Y es que cada vez más, aunque el sueldo y los beneficios monetarios son importantes, los empleados valoran cada vez más lo beneficios no monetarios. Éstos hacen la vida de todo empleado mejor y más cómoda y a la empresa le toca ser creativa en la forma de encontrar soluciones de este tipo, cuyo objetivo sea su retención y motivación.

Retribuir por encima de la media del mercado, es importante, pero no lo es tanto como potenciar los beneficios sociales que deriven de la conciliación de la vida laboral y personal. Hoy en día la empresa, tu lugar de trabajo, el lugar donde inviertes la mayor parte de tu vida, se considera algo más que un lugar donde ganar dinero y mucho más que una serie de tareas a realizar.

El salario ya no es lo más importante y lo que llamamos como salario emocional viene a ser un factor clave en la satisfacción del empleado e incide directa y clarísimamente en los resultados de la organización. Mientras que la retribución que se otorga a un empleado en una organización puede ser mejorado por la competencia, este tipo de retribución novedosa y emocional puede ser realmente lo que marque la diferencia y haga, por lo menos, dudar al empleado de si abandonar o no su empresa actual o, sin embargo, ser leales con su empresa, con la empresa que está velando por su confort y necesidades. Así es como, poco a poco, se consigue algo tan valioso y fundamental para una organización como es el compromiso e implicación, implicación con la empresa que se dedica no sólo a emplearte sino a cubrir lo tus necesidades y ayudarte a hacer tu vida más agradable.

Los aspectos relativos a las personas a los que se enfrenta una organización están en constante evolución. En consecuencia, las organizaciones deben llevar a cabo una revisión de manera regular de sus programas de compensación para asegurarse que están cubriendo las necesidades de sus empleados y que están añadiendo valor al negocio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR