Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

Outsourcing de RR.HH., una opción estratégica y competitiva de dirección

Introducción y Concepto.
Globalización, exigencia de innovación, cambios y tendencias sin precedentes como la necesidad de crecimiento sin excesivo coste, responder a un cliente más exquisito, afrontar amenazas y oportunidades de la economía…etc., son aspectos reales a los que se deben enfrentar los directivos de hoy.
Como una solución muy válida que nos abre las puertas a la profesionalización de la empresa, una opción que ofrece la posibilidad de dejar a los expertos que nos asesoren acerca de cómo realizar mejor aquellas áreas que se desconocen, conocer cómo lo están haciendo los demás o descubrir en qué puedo estar equivocándome, se presenta el modelo de Outsourcing. Permitir el “dejar hacer”, salir del bosque y analizar de manera global qué está sucediendo, en qué podemos mejorar y qué o quién me puede aportar valor añadido en mi empresa. Hablamos de la subcontratación, la externalización o más comúnmente conocido como Outsourcing. Entendido cómo el desprendimiento de alguna actividad que no forme parte de las habilidades principales de una organización a un tercero especializado.

¿Por qué una ventaja competitiva que genera valor añadido?
Estudios recientes, además de nuestra experiencia de más de 15 años al frente de la especialización en consultoría RRHH, han demostrado que es una herramienta útil para el crecimiento de las empresas por razones tales, como: reducción y/o control del gasto de operación, concentración de las fuerzas y recursos a las áreas principales de estrategia de la empresa, disposición del personal más altamente cualificado , funcionalidad mayor con costos inferiores en términos de economía en escala, respuesta rápida frente a cambios del entorno, ayuda a redefinir empresas y construir valor compartido, uso de tecnología puntera sin gastos de personal y puesta a punto, aplicación de talento y recursos a las áreas clave, aumento de flexibilidad de la organización.

Áreas susceptibles de externalización
No podemos dar visión general de qué áreas de una compañía son susceptibles de ser subcontratadas ya que todo depende del tipo de empresa, su misión, estrategia, volumen, sector, áreas de resultado clave, procesos…etc. Sin embargo podemos afirmar que las áreas que más están siendo externalizadas se engloban dentro del campo de la asesoría (financiera, capacitación, informática, recursos humanos) diseño, construcción, mantenimiento y transporte. Y lo que parece claro que no debe externalizarse es la planeación estratégica, el control de proveedores, administración de la calidad, servicio al cliente, distribución y ventas.

La clave del éxito
La decisión de invertir en procesos de Outsourcing merece la definición clara de una estrategia, para asegurar resultados eficientes, minimizar riesgos y convertir a los proveedores “outsoucers” en socios y aliados estratégicos. Otra de las claves es establecer mediciones claras del desempeño del servicio, en términos de tiempo de respuesta, sujeción al presupuesto y éxito del proyecto en base al logro de los objetivos planteados.
Es común un primer rechazo por un temor a la pérdida de la imagen empresarial, por la posible fuga de información a la competencia, posibles consecuencias “negativas” para una empresa, como el despido de un empleado, presupuestos desorbitados, miedo a la incertidumbre de contar con los mejores profesionales, incluso la empresas temen perder el contacto con las tendencias del mercado en términos de tecnología, procesos…etc. Ante esta realidad que nos amenaza diariamente a consultoras profesionalizadas y especializadas, recomendamos la búsqueda y elección del mejor proveedor, información, comunicación, seguimiento y colaboración.

Outsourcing en el área de RRHH.
Estratégica y operacionalmente existen gran número de razones que llevan a las empresas a externalizar sus actividades de RRHH. Un contínuo afán de crecimiento, reducción de costos, mejora de procesos, productividad e innovación inciden a la hora de revisar los procesos internos de RRHH.
Observamos un profundo cambio. Hasta ahora se han venido externalizando funciones históricas como la selección, búsqueda de talentos, la administración de personal, pero la tendencia a la subcontratación de servicios mucho más amplios está en alza. En este sentido y en un mercado laboral tan complicado debido a la falta de capital humano profesionalizado e incremento constante de la oferta de empleo, cada vez más los directivos demandan el asesoramiento externo de expertos de RRHH, en materia de atracción, retención y motivación de personal, desarrollo, evaluación del desempeño, mejoras organizacionales, comunicación…etc. Esta subcontratación permite, liberar de trabajo e invertir esfuerzos en el aspecto más estratégico de la gestión de RRHH.
En un proceso de cambio, con la acogida de era de las nuevas tecnologías, el desarrollo, la información y asumiendo que lo que hoy está funcionando quedará obsoleto en breve, se hace imprescindible contar con la ayuda externa en el área de RRHH. En nuestro caso y como Consultora de RRHH especializada, tratamos de estar al día en cuanto a las políticas de RRHH, conocer el mercado, las tendencias, la tecnología más puntera en la gestión de personas a todos los niveles.
A día de hoy contamos con herramientas que permiten evaluar y medir el desempeño, captar profesionales, gestionar la nómina, el proceso de selección, conocer cómo se comporta el mercado a nivel retributivo, aplicaciones que nos permiten no solo establecer objetivos a los empleados sino hacer un seguimiento y contar con un histórico que nos facilite la promoción y el desarrollo de talento.
Uno de los peligros de externalizar el área de RRHH es que el proveedor de servicios tienda a la estandarización para lograr beneficios en términos de economía a escala. Esta estandarización además de desvirtuar a los profesionales reales del Outsourcing, producen la pérdida total de la adopción a las características únicas del cliente.
En este sentido, el proveedor externo debe cuidar aspectos críticos como la calidad del servicio, capacidad de respuesta y de medios tanto humanos como materiales, flexibilidad, asumiendo la capacidad de adaptarse a cada situación en entornos bien diferentes. Además, por supuesto, es fundamental ajustarse al presupuesto y cuidar los aspectos de relación humana con el cliente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com