Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

MOTIVACIÓN- Los empleados, indiferentes al éxito o fracaso de sus empresas

Los trabajadores creen que las empresas no han logrado vincular el desempeño individual con los objetivos de la organización.

El “engagement” no repunta. Más al contrario, se retrotrae a niveles de 2008 y confirma que los empleados en todo el mundo se mantienen anímicamente a una distancia impersonal respecto a la marcha de sus empresas. Al final del tercer trimestre de 2011 y tras su última actualización, Aon Hewitt ha analizado su base de datos de engagement, que recoge las opiniones de más de 5 millones de empleados de más de 5.700 empresas en todo el mundo, y los resultados muestran un nivel de compromiso global del 56% en lo que llevamos de 2011, igualando el dato de 2010 pero situándose por debajo de los correspondientes a 2009 (60%) y 2008 (57%). Tradicionalmente una cultura empresarial de alto rendimiento presenta niveles de “engagement” de entre un 65 y un 100%; un nivel de “engagement” situado entre el 45 y el 65% indica que los empleados son indiferentes al éxito o el fracaso de sus empresas; y un nivel de “engagement” por debajo del 45% puede resultar destructivo para la empresa.

motivacion blog

El dato que más caída ha mostrado en comparación con años anteriores ha sido la percepción del empleado sobre la gestión del desempeño en sus empresas. Los trabajadores creen que éstas no han adoptado ni el enfoque ni el nivel de gestión adecuados que conducen a una mejora de la productividad, ni han logrado vincular el desempeño individual con los objetivos de la organización.

Un número significativo de empleados no se encuentra suficientemente motivado como para hacer un esfuerzo adicional a lo que normalmente se exige de sus puestos y muchos están pensando en dejar sus empresas en un futuro cercano, aunque hoy en día no lleguen a dar el paso. Este dato es crítico, ya que los estudios siguen mostrando una fuerte correlación entre el nivel de “engagement” de los empleados y los resultados financieros de las empresas, incluso en tiempos de inestabilidad financiera. Por ejemplo, en 2010, las empresas con niveles de “engagement” por encima del 65% superaron en rendimiento a sus índices bursátiles y arrojaron tasas de de retorno al accionista un 22% superior a la media. Por otro lado, las empresas con niveles de “engagement” por debajo del 45% obtuvieron en 2010 una tasa de retorno al accionista un 28% por debajo de la tasa media”.

Fuente: Observatorio de los RRHH

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR