Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

Estrés y conciliación laboral

Nuestra sociedad está en evolución constante: cambian las maneras de hacer, las formas de pensar, los gustos y las preferencias, las necesidades… Nuestra vida personal y nuestra actividad profesional giran más y más rápido, y el punto de unión entre ellas, parece que se aleja cada vez más. Deseamos poseer cosas materiales que creemos necesarias, aunque no lo sean: ambicionamos el mejor coche, la mejor casa, las mejores vacaciones, las mejores…, los mejores…, y más y más. Factores de tipo económico y social están afectando a las personas y a la importancia que el trabajo llega a ocupar en sus vidas, así como la valoración del tiempo y de la flexibilidad asociados a él. Ello afecta a la calidad de vida de las personas. Aparecen entonces los problemas relacionados con una mala adaptación a la realidad, desaparece la objetividad, aparece la pérdida de control, se desvirtúa lo realmente importante, se olvida la importancia de disfrutar con lo que se hace…, en definitiva, se llega el temido estrés.

Es bastante frecuente el emplear el término de estrés para definir el estado en el que se encuentra una persona, independientemente de la condición de salud real de ésta. También se suele utilizar como sinónimo de ansiedad. En cierto sentido no es algo tan erróneo, puesto que algunos de los cambios fisiológicos y de las reacciones conductuales que se producen en ambos fenómenos, son los mismos. Sin embargo son realidades diferentes. En lo que todos coinciden es en que aparece un empobrecimiento de la salud, y que esto conlleva un empeoramiento en el desempeño de las actividades que se realizan, tanto personales como laborales.

Un informe comunitario realizado sobre la base de los informes nacionales de los estados miembros de la Unión Europea, establece que el estrés se ha convertido en el riesgo que requiere más prevención. España es uno de los países en los que se necesita una actuación prioritaria.

Las empresas más evolucionadas en cuanto a su gestión de Recursos Humanos han empezado a abordar la Gestión del Estrés como un capítulo prioritario. Es ineludible la evolución hacia una cultura de empresa que tenga en cuenta las necesidades y las expectativas individuales, con reconocimiento de la persona. Los beneficios de esta actuación ayudan a las empresas a conseguir sus objetivos incrementando la productividad, motivación y lealtad de sus empleados.

El desarrollo y aplicación de técnicas de gestión y eliminación de estrés proporcionan mayor capacidad de autocontrol ante las situaciones que nos descontrolan emocionalmente. De ésta forma, la persona se encuentra aliviada y no reacciona con estrés ante situaciones potencialmente estresantes. El método que se emplea es sencillo: control y administración del tiempo, manejo de sentimientos e ideas, técnicas de reequilibrio emocional y prácticas de relajación.

Pero dentro de esta situación de estrés existe un factor que afecta y preocupa tanto a trabajadores como a empresarios: conseguir conciliar el trabajo con el desarrollo de una vida personal plena y satisfactoria. Actualmente uno de los factores clave a la hora de valorar a las empresas por los empleados actuales o potenciales, son las fórmulas para flexibilizar las condiciones de trabajo apoyando la conciliación personal y profesional. No se trata de trabajar menos, sino de hacerlo mejor. Consiste en buscar fórmulas alternativas que hagan más cómodo el desempeño de las responsabilidades laborales. Se flexibilizan las condiciones de trabajo. Por ejemplo, se pueden plantear horarios laborales adaptados a las necesidades personales.

Algunos beneficios que se pueden observar con dichos programas de flexibilización y conciliación podrían ser, entre otros:
– Disminución del nivel de estrés en relación con las actividades diarias o con situaciones concretas
– Disminución del absentismo encubierto que generan las salidas de la empresa para realizar gestiones personales
– Incremento de satisfacción de empleados y empleadores.

Y está comprobado que existe una relación directa entre la satisfacción de los empleados, su compromiso y los resultados empresariales. Ése es el futuro de las empresas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR