Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

Dinosaurios en la empresa

Hace unos meses encontraron en Teruel uno de los restos de dinosaurio más antiguos de Europa, el Turiasaurus riodevensis. Pertenecía a un dinosaurio que vivió en estas tierras aragonesas hace 150 millones de años. A este dinosaurio le debía ir bien por sus dimensiones colosales y porque las condiciones le eran propicias. La causa de la muerte no se sabe muy bien. Sin embargo, sí que podemos hacer conjeturas de lo que le sucedió a sus congéneres. Todos los que conozcan un poco la historia de estos grandes saurios, sabrán de las hipótesis sobre su extinción. Unos opinan que si fue un meteorito otros por un cambio climático. El caso es que estos dinosaurios no se adaptaron a esas nuevas condiciones.

Viajando en el tiempo unos años adelante, podríamos ver que en nuestro mundo empresarial ha pasado con algunas empresas algo parecido. Éstas no se han adaptado a los cambios que han ido aconteciendo en su entorno. Algunos de estos cambios son recientes como la incorporación de la informática a la gestión empresarial o la incorporación de Internet al mundo de los negocios. Estos cambios han llevado a algunas empresas a transiciones traumáticas que en algunos casos han llevado a la desaparición de estas empresas o a su absorción por otras más eficientes y mejor adaptadas.

Un cambio al que estamos asistiendo es el de la nueva situación del mercado laboral. Actualmente estamos llegando a unos niveles de ocupación de la población activa, que hace unos años parecían inalcanzables. Esto tiene consecuencias a la hora de encontrar y retener los mejores profesionales. Los trabajadores que se incorporan al mercado laboral actualmente no tienen las mismas motivaciones que tenían las generaciones anteriores. Por otra parte, la oferta laboral se ha ampliado y esto hace que se produzca una mayor rotación en determinados puestos.

Este cambio de escenario, hace necesario que los directivos de las organizaciones adapten sus estrategias para superar esta situación. Uno de los aspectos que requiere una nueva adaptación es la gestión de los equipos.

Hace unos años, el estilo de liderazgo que tenían los mandos en sus equipos estaba basado, fundamentalmente, en la autoridad o poder formal, que las empresas otorgaban a sus mandos. La estructura y la cultura de estas empresas tenía cierta similitud con el ejército. Sin embargo, este estilo de dirección hacía necesario un control continuo de los empleados, porque sino el rendimiento bajaba. Además el desarrollo de los individuos era escaso y la motivación era fundamentalmente monetaria.

El cambio de circunstancias actual hace necesario un cambio en la gestión de los equipos. Actualmente las nuevas generaciones toleran mal la autoridad, ya que se han criado en una sociedad con mayores libertades y derechos. Por ello, es necesario que el estilo de liderazgo tenga más peso en la capacidad de influencia del líder o poder informal.

Este poder informal debe tener su base en su legitimidad y capacidad de influencia como líder. Ésta la encuentra en su:

• Competencia. Los conocimientos técnicos o la habilidad en determinadas materias, le otorgan credibilidad frente al equipo.
• Experiencia. Las situaciones vividas por el líder le otorgan un valor como referente ante situaciones complicadas.
• Ejemplaridad. Su ejemplo sirve de referencia y pauta de actuación
• Afinidad y cercanía. Esta le ayuda a mejorar su influencia dentro del equipo y la motivación de su personal.

El poder informal es complementario al poder formal o autoridad que tienen los líderes y que es necesario en determinadas situaciones para conseguir los objetivos de la organización. Sin embargo, en la situación actual éste primero tiene que tener más peso que el segundo.

Este cambio de liderazgo hace necesario fomentar las habilidades que nos ayuden a conseguir equipos motivados y eficaces. Estas son las habilidades directivas que abarcan desde la acogida al nuevo empleado hasta la evaluación del desempeño del trabajador.

Las organizaciones que quieran adaptarse a estos cambios, deben preparar a sus mandos para que adapten sus estilos de gestión de equipos a los nuevos tiempos. El desarrollo de estas habilidades podemos orientarlo de dos maneras. Bien podemos formar a todos los mandos para impregnarlos de esta nueva cultura. O bien, podemos centrar el tiro y personalizar el desarrollo de estas habilidades en determinadas personas, a través de herramientas como el coaching.

Para que nuestra empresa no se quede estancada en el tiempo debemos reaccionar ante esta nueva tendencia. No debemos quedarnos estancados como ocurrió a nuestros antecesores los grandes saurios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com