Thinking People Consultores Recursos Humanos

"Lo importante son las personas"

Contactos y suerte frente a talento

¿Qué es más importante para encontrar un empleo? En un momento económico en el que las empresas son cada vez más exigentes a la hora de contratar y seleccionar personal para incorporarlo a sus plantillas, parece que la formación no cuenta con toda la credibilidad entre los candidatos. Lejos de apostar por su talento o nivel formativo, un 48% de los españoles, es decir, casi la mitad, piensa que contar con una buena red de contactos es lo más importante a la hora de encontrar un empleo, por encima de otros factores directamente relacionados con el empleo, como su experiencia, nivel educativo o cualidades para el puesto. Así lo recogen los datos de una encuesta realizada por Randstad a 1.160 personas por toda la geografía española.

Los jóvenes son quienes tienen más dificultades a la hora de conseguir a un empleo, de ahí que sean ellos quienes aluden en mayor medida a factores externos para justificar la dificultad en el acceso a un trabajo. Es este colectivo quien encuentra más obstáculos en su camino hacia el empleo, ya que pueden aportar menos experiencia en comparación con otros candidatos, de ahí que confíen más en el apoyo de otras personas para insertarse en el mercado laboral. Este dato se ve reforzado con los datos del Observatorio de la Juventud en España. Según esta entidad tan sólo un 41% de los jóvenes consiguió un empleo a través de las redes formales.

Pero quizá el dato más llamativo es que en la percepción de hasta un 22% de los encuestados la suerte es uno de los valores que más influyen a la hora de conseguir un empleo, convirtiéndose en la segunda opción para la mayoría de ellos.

Tras estos datos se encuentran el talento y la formación. Los españoles aseguran, a través de este sondeo elaborado por Randstad, que estas dos cualidades son las que, en su opinión, menor impacto tienen en las empresas de cara a la selección de personal. Sólo un 15% de los encuestados cree que el talento es importante para encontrar trabajo y la misma proporción estima que la formación es un elemento clave para la selección definitiva de personal.

 

Percepción vs realidad

La actual situación económica ha provocado que la mayoría de españoles no vean que las compañías siguen apostando por el talento y la formación frente a otras cualidades con el objetivo de potenciar su negocio. Sin embargo, la apuesta por el talento supone un compromiso directo con el futuro de la empresa y el de sus profesionales y es un valor seguro para ayudar a las compañías a crecer.

Sea cual sea la opinión de los trabajadores, las principales variables que las empresas reconocen a la hora de contratar a un trabajador son fundamentalmente:

Experiencia. No sólo la formación es una herramienta válida para comprobar la cualificación de un trabajador, sino su bagaje profesional en un determinado puesto o sector.

Conocimiento. La formación continua, como una herramienta de reciclaje, es imprescindible para aquellos candidatos que quieren potenciar su empleabilidad. No sólo en su área de conocimiento, sino en aquellas materias o habilidades blandas que le ayuden a dirigir con éxito equipos. Formarse o reciclarse en nuevas materias, puede ser fundamental para conseguir un nuevo puesto de trabajo.

Compromiso. Un trabajador alineado con la cultura de la compañía es mejor valorado que otro y por tanto cuenta con más posibilidades de acceder a un empleo.

Competencias. Las conocidas como competencias, habilidades puras del candidato, son básicas para su carrera profesional. 

 

Fuente: Capital Humano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR